11 comentarios en “El paraco a lo Luis XIV [Jota]

  1. Que diferencia hay entre este gobierno y el gobierno de facto de Honduras?

    Dictadura civil.
    Empresarios y latifundistas gobernantes.
    Militares represores.
    Medios de comunicación que engañan.
    Señalamientos de comunismo.
    Persecución política.
    Apoyo de la mafia al gobierno.
    Suspensión de los derechos humanos.
    Llamados al dialogo con los tiranos.
    Farsa tras farsa electoral.

    Los militares salen a decir que ellos solo obedecen ordenes. Los usurpadores dicen que quieren el bien de la patria. Los asesinados y torturados dicen que todo esto es mentira.

    Cada vez me convenzo mas de que hay que destruir al estado, empezando por el militar y terminando con el capitalismo, porque uno como ciudadano en contra de la guerra siempre lleva las de perder contra los que asesinan.

  2. LA COMPARACION CON LA MAFIA DEL SUR DE ITALIA NO ES MUY ACERTADA PUEDE QUE HAYA ALGUNAS SIMILITUDES EN CUANTO A LA POBREZA Y DESIGUALDAD PERO ESA MAFIA SE ESTABLECIO EN EE.UU Y MANEJABA UNOS C O DIGOS DE HONOR MUY CLAROS ENTRE FAMILIAS Y PAISANOS LA DE AQUI TIENE UN PASADO PARAMILITAR MUY CLARO HA MODO DE SATIRA ESTA MUY BIEN PERO URIBE Y ESCOBAR NO TIENEN NADA QUE VER CON LA MAFIA SICILIANA.

  3. A este mestizo, mal locuaz parroquial, tercermundista, le queda grande la comparación con el déspota francés, de Lucho XIV. y el
    «L’État, c’est moi» («El Estado soy yo»), lo podria, medianamente, decir Mr. Obama, que se metió a éste patio trasero del Imperio USA.

    No obstante, si me gustaría oirle decir, a uritontin:

    «Je m’en vais, mais l’État demeurera toujours» («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá»). Porque ya veríamos como deshacernos del movimiento del uribato.

  4. A este mestizo, mal locuaz parroquial, tercermundista, le queda grande la comparación con el déspota francés, de Lucho XIV. y el
    «L’État, c’est moi» («El Estado soy yo»), lo podria medianamente decir Mr. Obama, que se metió a éste patio trasero del Imperio USA.

    No obstante, si me gustaría oirle decir, uritontin:

    «Je m’en vais, mais l’État demeurera toujours» («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá»). Porque ya veríamos como deshacernos del movimiento del uribato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s