Sorpresa: Mockus gana en encuesta de Radio Santa Fe (Para participar dé click sobre la imagen)

La encuesta que tiene primero a Mockus tiene una muestra siete veces mayor que las encuestas de El Tiempo y RCN que dan ganador a Santos. Mockus se perfila como el 'palo' de la jornada electoral del 30 de mayo. Sólo se puede votar una vez. Invito a los lectores a participar en la encuesta, cualesquiera sea el candidato de su preferencia.

La infiltración de la mafia

Obispo de Ocaña arreció contra Uribe por recientes declaraciones [Colprensa]

El obispo de la Diócesis de Ocaña, monseñor Jorge Enrique Lozano Zafra, arreció contra el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, por la denuncia de los posibles vínculos entre miembros de la Brigada 30, con el narcotráfico, según testigo que escuchó en la sede de las Naciones Unidas de Colombia. Monseñor Lozano Zafra reconoció que admira a Uribe Vélez, pero “sé que tiene la Nación en sus manos y señala expresamente que tiene un testigo. Hay que mirar la calidad del testigo porque yo también tengo otro: El general (Paulino) Coronado, no me juró porque nunca se lo pedí, él niega realmente esos vínculos”.

“Otro general, víctima de toda esta persecución contra la autoridad militar, dice que no hubo esa infiltración en los altos mandos, en los medios sí. Eso puede ser verdad que existieran compromisos. Yo le creo al General que decía que en los altos mandos no radicaba el problema y rodaron las cabezas de hombres que me parecían absolutamente claros”.

“Ahora, hay una responsabilidad política y de gremio, distinta a la personal. Si el señor Presidente tiene esa prueba y el testigo es realmente un ser creíble, me parece que decirlo al final de su mandato no es lo más oportuno. Si él lo sabía por qué no presentó las pruebas hace dos años. Por qué no mostró al testigo. De tal manera, que si es muy doloroso para Ocaña que volvamos a estar en el ojo del huracán por unos seis o siete falsos positivos, cuando en otros departamentos se registran 20, 30 ó 40 casos. Es injusto con nosotros ponernos en la picota pública por unas cosas que no hay pruebas fehacientes. Me parece que algunos medios de comunicación influyeron en esta mala imagen de Ocaña.

ANTECEDENTE

El presidente Uribe dijo que “escuchamos un testigo del caso de falsos positivos. Ese testigo nos transmitió su testimonio referente a casos presentados en Ocaña, Norte de Santander (…) ese testigo ha traído unas pruebas bien significativas de que en 2006 y 2007 sectores del narcotráfico, bandas criminales del narcotráfico de la región de Ocaña, penetraron la Brigada y consiguieron alianzas con sectores de la Brigada”, dijo el jefe de Estado durante el Congreso Nacional de Productores de Papa.

Según indicó, estas alianzas tendrían como fin avanzar en el negocio de la producción y comercialización de la coca, y para aparentar que sí perseguían a los narcotraficantes. Incluso, el primer mandatario reveló que se llegaron a asesinar varias personas “inocentes”, para hacer creer que era real la lucha contra el narcoterrorismo.

“El testigo me expresó que había comentado casi todo a la Fiscalía. Pedí, en presencia de las personas que asistimos a la reunión y en territorio de Naciones Unidas, que la Constitución colombiana obliga a poner todos esos hechos en conocimiento de la Fiscalía. El testigo va a hacerlo”, señaló Uribe, quien se comprometió a hablar directamente con el Fiscal General de la Nación, Guillermo Mendoza Diago, para ponerlo al tanto de esta información.
Por esta razón, reiteró que la política de seguridad democrática “tiene que ser eficaz y tiene que ser transparente”.

Por su parte el general en retiro Paulino Coronado Gámez aclaró que la Brigada que operaba en Ocaña para la época en que fue infiltrada por el narcotráfico, como lo denunció el presidente Álvaro Uribe Vélez, era la Móvil No.15 y que estuvo a cargo del comando de la Brigada No.30 con jurisdicción sobre el Batallón Santander, pero que no tenía puesto de mando en esa localidad del noroccidente del departamento.

“El presidente se refirió a la Brigada de Ocaña. En Ocaña había una Brigada que no era la 30. Hasta el 2009 estuvo allí la Brigada 15, a cargo de la Segunda División”.

En la purga que en su momento ordenó Uribe Vélez, fueron llamados a calificar servicios varios altos mandos de la Móvil 15. Ex comandantes Santiago Herrera Fajardo y Rubén Darío Castro. Teniente Coronel Gabriel Rincón Amado, oficial de operaciones. Mayor Carlos Gilberto Rodríguez Mora, oficial de inteligencia. Mayor José Simón Baquero Ramos, comandante del Batallón Contraguerrilla No. 96.

Coronado Gámez declaró que esa teoría la expuso cuando estalló el escándalo de los ‘falsos positivos’, en que humildes trabajadores traídos desde Soacha, fueron asesinados y hechos ver como guerrilleros muertos en combate.
“Ese fue uno de los argumentos que nosotros planteamos cuando se inició la investigación”, explicó el oficial que en octubre del 2008 salió de las Fuerzas Armadas, junto con otros 26 militares, por las ejecuciones extrajudiciales.
El oficial retirado insistió en que debe haber algo más de transfondo, y no solo una recompensa de $3 millones para mover a una persona desde el sur de Bogotá hasta Ocaña, con gastos de estadía, alimentación, armas y pago a los informantes.

Lo dicho por Uribe Vélez, teniendo como base al testigo, es que la alianza entre las bandas de ‘narcos’ y miembros de la Brigada llevó al asesinato de inocentes, para aparentar la lucha contra ese flagelo.

En concepto de Coronado Gámez, la posición estratégica de la Ciudad de Los Caro la mantiene en la mira de las organizaciones criminales.
Por su situación geográfica, Ocaña es muy atractiva para todas las estructuras armadas al margen de la ley. Está a cinco horas de Valledupar, cuatro horas de Bucaramanga y a cuatro horas de Cúcuta.

Además, es la puerta de entrada y de salida a El Catatumbo, donde se cultiva, se procesa y produce coca. Hay muchos intereses y todas las bandas quieren tener un dominio sobre ese sector.

La Personería de Ocaña calculó entre 16 y 20 el número de víctimas por los mal llamados ‘falsos positivos’ en la zona. No solo fueron arrancadas del seno de familias pobres soachunas. Lo mismo sucedió con personas del Sur del Cesar y de El Catatumbo.

Coronado Gámez indicó que “los militares confían en que se aclare lo ocurrido. Bienvenidos sean todos los testimonios y la evaluación que haga la Fiscalía y los procesos investigativos para determinar los responsables y los móviles de lo que allí ocurrió”.